Administracion de fincas blog

Una forma distinta de administrar

Colmenas para comprar comida sin intermediarios

on 4 agosto, 2015

Comprar directamente al pequeño productor es el sueño húmedo de todo aficionado a la comida: no hay mejor forma de conseguir alimentos de calidad a un precio asequible, y de recompensar justamente  el esfuerzo de los que los elaboran, generando un consumo responsable y respetuoso con nuestro entorno.  Sin embargo, en el mundo contemporáneo este tipo de intercambio sucede más o menos las mismas veces que las historias de amor de las princesas de Disney: salvo contadísimas excepciones, casi toda la población compra comida facturada a escala industrial y vendida a través de intermediarios.

Internet, gracias Diosito por la tecnología del siglo XXI, puede cambiar esta situación, al menos entre la gente más concienciada sobre lo que come y el origen de lo que come. Así lo demuestra el éxito de La Ruche Qui Dit Oui!, una plataforma online que en cinco años ha pasado de de 800 miembros en Francia a 600.000 en toda Europa, que ya está implantada en que desde 2014 se va abriendo paso en España poco a poco bajo el nombre de ¡La Colmena Que Dice Sí! Según afirma su cofundador, Guilhem Chéron, se trata de recuperar «el placer de comprar los productos cuando están en su punto a la persona que los ha cultivado». «Nos encontramos con un sistema de comida liderado por la gran industria y con un modo de consumir dictado por los supermercados. Pero podemos tratar de cocinar un modelo totalmente distinto, en el que la ciudad y el campo se vuelvan a conectar y redescubramos el verdadero valor de la comida».

La web pone en contacto a consumidores y productores de una forma relativamente sencilla. Primero, un particular se registra y abre una «colmena» en algún espacio (un coworking, lonja, jardín o similar). Con la ayuda de los promotores de la web, contacta con productores cercanos (menos de 250 km) y se promociona entre posibles consumidores de su barrio. En el momento en que llega a un mínimo de ambos, puede convocar la primera venta: pone en la página web las verduras, carne, lácteos u otros alimentos que ofrecen los productores, y las personas apuntadas a su colmena tienen cinco días para hacer sus pedidos si hay algo que les interese. Finalmente, la recogida se produce un día fijo cada semana, siempre en el mismo sitio.

Fuente: http://elcomidista.elpais.com/elcomidista/2015/06/15/articulo/1434344400_143434.html


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 5 = 14