Administracion de fincas blog

Una forma distinta de administrar

Convivir en Paz en tu Comunidad de Propietarios

on 13 enero, 2015

Mejorar la relación vecinalEn una comunidad de propietarios en la que conviven muchísimas personas, todas ellas tendrán pensamientos y opiniones diferentes y no debe ser un impedimento para llegar a consenso en las decisiones a tomar por un bien común, siempre que se discuta y se rebatan las opiniones desde la base fundamental del respeto y la tolerancia mutua entre propietarios e inquilinos. Saludar a tu vecino al encontrártelo en la escalera, dar los buenos días, ayudar a tu vecino abriéndole la puerta del ascensor etc…son actitudes amables que hacen que la relación entre propietarios e inquilinos sea más saludable y que impere en la comunidad de propietarios un ambiente de cordialidad.

Para poder llegar a un entendimiento entre vecinos es fundamental saber escuchar e intentar utilizar la empatía para entender a la otra persona y sus circunstancias. Para una buena convivencia y para evitar conflictos y desavenencias entre propietarios por algún tema comunitario es imprescindible el dialogo. En las comunidades de propietarios donde se trabaja y se mantiene un sentimiento de unidad, la relación vecinal mejora día a día y hace que la toma de decisiones frente a cualquier problema comunitario sea fluida y consensuada, por lo tanto, es más fácil actuar y poner en marcha las acciones o reparaciones acordadas en Junta General, ordinaria o extraordinaria.

Lo más habitual es encontrarnos con situaciones y actitudes de ciertos vecinos que no nos gusten y que puedan crear conflictos y desaveniencias. Es importante distinguir entre las situaciones puntuales y las que se repiten a lo largo del tiempo. Si hay conflictos entre vecinos por lloros de bebés, cenas de amigos y familiares, ruidos molestos etc…hay que pensar en que todos en un momento dado podemos molestar al resto y hay que intentar tener paciencia y en el caso de que se convierta en algo insoportable, intentar hablar con el vecino en cuestión e intentar arreglarlo de forma madura, desde el dialogo, el respeto y el sentido común.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


4 + = 6